viernes, 13 de julio de 2012

Festividades religiosas en Nicaragua


Nacidas del fervor religioso nicaragüense, durante el fin de año también se celebran tradiciones regionales vistosas y populares.
Lavada de la Plata: Una de las más grandes y concurridas es la “Lavada de la Plata”, que se realiza en El Viejo, Chinandega. Durante esta tradición cuyo día es el 6 de Diciembre, miles de personas de casi toda Nicaragua y países vecinos llegan a la Basílica de El Viejo. Luego de la misa de las 9 de la mañana, la imagen local de la virgen que data de los primeros años de la colonia española, es descendida de su camarín y comienza el lavado de piezas de plata (monedas, copas, platos) que conforman el tesoro de la virgen y que han venido siendo entregados por devotos desde hace varios siglos.
En la lavada participa un grupo de señoras y el párroco. Toda la gente en el interior y exterior de la basílica participan rezando u observando el lavado, que simboliza la limpieza de impurezas del espíritu.
Procesión de la Virgen: Otra tradición más extendida es la procesión de la Virgen, realizada por diversas iglesias en ciudades y pueblos de Nicaragua. En cada una de esas iglesias la imagen de la Virgen es descendida solemnemente, y esta comienza a recorrer barrios en una procesión multitudinaria. Esto se realiza durante nueve días, que culminan generalmente el 8 de Diciembre, día de la Virgen.
Las Posadas: En MasayaGranada y otros pueblos se realizan también “Las Posadas” o “Pases del Niño Dios”. Desde algunas iglesias, el padre y otros devotos acompañan a niños disfrazados que representan a José, María y algunos pastorcitos. Estos llegan hasta la puerta cerrada de una casa cuyos propietarios saben de antemano de su llegada. Los niños cantan coplas pidiendo posadas porque “María va parir”, y desde adentro les responden con coplas negándoles la entrada, a como ocurrió en Belén según la Biblia. Finalmente la puerta se abre y los pequeñitos y concurrentes pueden entrar. Se repite en diferentes casas durante nueve días.
Pastorcillas: Otra vistosa y concurrida procesión de Masaya es la de las Pastorcillas, que se realiza el 20 de Diciembre. En ella, una parejita de niños vestidos de José y María caminan seguidos de dos largas filas de pequeñas niñas (entre 5 y 10 años), vestidas todas de pastorcitas bíblicas con canastitas y bastones. La procesión es acompañada por los familiares de las niñas y otros concurrentes, y se desplaza a partir de las seis de la noche por las principales calles de la ciudad.
Fiestas Patronales: En otros sitios de Nicaragua, el fin de año coincide con las fiestas patronales. En el municipio de Catarina, del departamento de Masaya, se celebra el 30 de Diciembre las fiestas de San Silvestre, durante las que se realiza una procesión detrás de la imagen del Santo, la cual recorre todo el pueblo. Hay mucha alegría, música y fuegos artificiales.

Las tradiciones de origen católico fueron traídas a Nicaragua por los colonizadores españoles, y luego fueron enriquecidas y diversificadas durante el proceso de mestizaje. Pero veamos aquí los antecedentes de tres de estas festividades.
En el año de 1562, un español que viajaba a Perú se vio obligado a permanecer cierto tiempo en el puerto de El Realejo, Nicaragua, a causa de una tormenta tropical. Se trasladó al cercano pueblo de El Viejo mientras el clima mejoraba. 
Además de su equipaje, el hombre cargaba con una hermosa imagen de la Virgen María, la cual colocó temporalmente en la basílica local, siguiendo su devoción personal. La presencia de la imagen fue conociéndose rápidamente en la región y muchos mestizos e indios llegaron a rezarle y venerarla.En poco tiempo la virgen fue muy popular, tanto, que cuando el propietario decidió que era momento de partir y llevarse a su virgen, mucha gente llegó a despedirla con tristeza al puerto. Una nueva tormenta provocó el retorno del barco recién salido, por lo que el noble y la virgen tuvieron que regresar a El Viejo. Esto fue muy celebrado por los pobladores y el señor asumió que era voluntad divina que la virgen permaneciera en el pueblo, por lo que decidió dejarla ahí y partir sin ella. Actualmente, la imagen es muy venerada en toda Nicaragua y es la misma cuyo tesoro de plata se lava el 6 de diciembre en El Viejo.La Purísima, según antiguos documentos, nace en la ciudad de León a inicios del siglo XVIII. Los monjes del convento San Francisco atraían con caramelos y frutas a niños y devotos para rezarle en grupo a la virgen. Pronto la concurrencia fue tan enorme que los religiosos sugirieron a los asistentes que empezaran a celebrar en casa los cantos y rezos a la virgen. La tradición se pasó a Granada y Masaya, y luego a toda Nicaragua.Según información de las organizaciones católica en Nicaragua, La Gritería inicia en el año de 1857 cuando monseñor Giordano Carranza instó a los devotos de la virgen a “gritar” de casa en casa, en todo León, la Purísima Concepción de María. La tradición se extendió y pronto algunos compositores crearon los cánticos que actualmente se usan.
LIC:OSIRISMELISA DAVILA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada